La Sandía


El melón de agua (sandía) es saludable, delicioso y se puede comer a cualquier hora de día. Y es muy refrescante. Pero además de todas esas cualidades, la principal es que es muy rico en licopeno. Entre todas las frutas y vegetales, ¡es el líder en licopeno!


El licopeno es un carotenoide contenido en las frutas y vegetales de color rojo. Con frecuencia, cuando se habla del licopeno, las personas piensan en el tomate, pero se ha descubierto que el melón de agua tiene una cantidad más elevada de licopeno que el tomate. Dos tazas de melón de agua contienen 18 mg. y un tomate mediano tiene solo 4 mg.


¿Y por qué es tan importante el licopeno?


Los investigadores han reportado que los carotenoides pueden actuar como antioxidantes que protegen las células del daño causado por la oxidación. Hay un gran número de estudios que han vinculado al licopeno con la prevención de cáncer, enfermedades cardíacas y derrame cerebral. Un reciente estudio hecho por la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, concluyó que los hombres que llevan una dieta rica en licopeno reducen el riesgo de sufrir de cáncer de próstata.


Y en las mujeres, se disminuye el riesgo de cáncer cervical. Otros estudios indican que el licopeno puede prevenir el endurecimiento de las arterias, el cual es un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas. Además, la Asociación Americana del Corazón recomienda esta fruta porque es baja en grasa saturada y en colesterol, y la pueden comer tanto los niños como los adultos.


Por otra parte, la Dra. Bárbara Levine, codirectora del programa de nutrición de la Universidad Rockefeller, en New York, ha examinado el problema de la obesidad infantil, y recomienda a los padres que ayuden a sus niños a comer de forma más saludable. “Elegir alimentos saludables para sus hijos, desde que están muy pequeños, en la clave del éxito para promover buenos hábitos alimentarios”, dice. “Los padres deben ofrecer un régimen bajo en grasa, bajo en calorías, y rico en frutas y vegetales, granos enteros, pescado…”. La Dra. Levine sugiere escoger para los niños frutas y vegetales en colores atractivos, como rojo, amarillo, verde, anaranjado… para que sean visualmente apetitosos y los niños quieran comerlos. Es decir, ponerlos “un arco iris en el plato”. Y el melón de agua por su color, su sabor y su contenido de licopeno, no puede faltar en el menú diario.


Tomado de la sección Medicina, Salud y Nutrición, de Omar Amador. Revista Vanidades. Mayo 13. 3002



#sandia #frutoterapia #salud #tratamiento #terapia #bienestar #vidasana #guia #consejo #saludable #diaadia

Email
Teléfonos
Dirección
Red Social
  • @Dr.RicardoVejarVacas
  • @dr.ricardovejar
© 2020 - Dr. Ricardo Véjar Vacas 
Diseñado por Helicoid Studio