EL PODER DE LA CURACIÓN DE LAS CÉLULAS MADRE HEMATOPOYÉTICAS.

QUE SON LAS CÉLULAS MADRE HEMATOPOYÉTICAS ?

Célula inmadura que se puede transformar en todos los tipos de células sanguíneas, como glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. Las células madre hematopoyéticas se encuentran en la sangre periférica y en la médula ósea. También se llama célula madre sanguínea.


TOMADO DEL LIBRO DE MEDICINA INTERNA DE HARRISON, CAPITULO 89e

Todos los tipos celulares en la sangre periférica y algunas células de cualquier tejido corporal provienen de las células madre hematopoyéticas (hemo, sangre; cito, célula). Si dichas células están dañadas y no pueden realizar su fun📷ción (p. ej., por un accidente nuclear como el de Chernobyl), la persona vivirá sólo de dos a cuatro semanas si no se le brindan medidas extraordinarias de sostén. Con el empleo clínico de estas células, cada año se han salvado miles de vidas (cap. 139e). Las células madre producen miles de millones de células sanguíneas cada día a partir de una reserva que, según cálculos, es sólo de cientos de miles. Uno de los temas más importantes en la medicina es la forma en que las células madre realizan dicha función, la manera en que viven durante decenios a pesar de las exigencias de producción y la forma en que pueden utilizarse de manera beneficiosa en la atención clínica.


TOMADO DEL LIBRO DE MEDICINA DE HEMATOLOGÍA DE JOS[E CARLOS JAIME PÉTEZ: DAVID GÓMEZ ALMAGUER

CAPÍTULO 48: CÉLULA MADRE HEMATOPOYÉTICA

La médula ósea es el sitio donde se producen las células sanguíneas. A partir de esta célula multipotencial —llamada célula madre hematopoyética o progenitora— se originan todas las células sanguíneas: eritrocitos, leucocitos (que incluyen los distintos linfocitos) y plaquetas. El término “célula madre” se utilizó por primera vez en hematología en 1896, cuando Pappenheim propuso la existencia de una célula precursora capaz de dar origen a las estirpes celulares de la sangre. Las células madre se pueden clasificar, según su potencial de diferenciación, en totipotenciales (que pueden dar lugar a un organismo completo), pluripotenciales (que tienen la capacidad para desarrollarse en una de las tres capas germinativas: endodermo, mesodermo o ectodermo) y multipotenciales (que tienen la capacidad de generar todos los tipos de células de un mismo tejido), y según el tejido de origen en células madre embrionarias (células derivadas de la masa celular interna del embrión temprano, en esta etapa llamado blastocisto) o adultas (célula multipotente, que puede generar todos los tipos celulares de un mismo tejido, como el sanguíneo).

Las células madre se encuentran en todos los organismos multicelulares y se distinguen por dos propiedades: se autorrenuevan —es decir, se multiplican infinitamente conservándose indiferenciadas— y, al mismo tiempo, se diferencian, siendo capaces de originar uno o varios tipos de células diferenciadas, como las células de piel, hígado, músculo, neuronas, etcétera.

La célula madre hematopoyética es entonces capaz de dividirse sin diferenciarse y de esta manera se perpetúa (capacidad de autorrenovación). También tiene la capacidad de aumentar su número en situaciones de sangrado, infección, etc., es decir, puede hacer esto en situaciones de apremio del organismo en las cuales se requiere un aumento urgente en la celularidad sanguínea.

Email
Teléfonos
Dirección
Red Social
  • @Dr.RicardoVejarVacas
  • @dr.ricardovejar
© 2020 - Dr. Ricardo Véjar Vacas 
Diseñado por Helicoid Studio