DEDICADO AL MÉDICO DE CORAZÓN

EL MÉDICO BONDADOSO

“El médico debe ser objetivo en el ejercicio de su profesión, humanizado y bondadoso en el trato de quienes acuden a el en busca de salud.

Acierta quien elije la medicina como una profesión de ayuda a la comunidad. Pero, equivocan su vocación quienes la toman como un oficio rentable en el que sólo les importa la explotación económica de sus conocimientos y habilidades médicas. Igual cosa sucede con quienes llegan a la medicina con el solo objetivo de gozar del prestigio social que se le reconoce a esta profesión.

El mejor médico une a su capacidad profesional

su sentido humanitario en el trato de enfermo. Un médico bondadoso y humanizado, si con su presencia no alivia al enfermo, al menos lo predispone para responder positivamente al tratamiento.

El médico humanizado trata a personas y no a órganos”

Tomado del libro El Médico Bondadoso