Menú Principal

Documentos

INVESTIGACIONES

Multimedia

Directorio

OCTAVO CONGRESO MUN

Ingreso al Foro

Noticias

Invitación 2011 Sociedad Médica de Terapia Neural

Escuela de Terapia Neural | Sociedad Ecuatoriana de Terapia Neural

Invitamos a los colegas a participar en nuestras reuniones, que se realizanen forma permanente y con diferentes temas

Nuestras reuniones no tienen costo económico. Comienzan a la hora exacta, se realizan el segundo martes de cada mes, a las 20:00 H. (siempre en forma puntual).

RECUERDEN QUE POR EL ASUNTO DEL PICO Y PLACA SE CAMBIO EL HORARIO, COMENZAREMOS A LAS 20:00 H Y TERMINAREMOS A LAS 21:30.




Leer más...

Visitantes

Tenemos 155 invitados conectado(s)
Inicio >> GELOSA
La Gelosa
altHALLAZGOS POR PALPACION, CAMPOS DE INTERFERENCIA Y ALTERACIONES  ESTATICAS EN EL REUMATISMO DE PARTES BLANDAS. DOCTORES GERMAN Y J.A. DUQUE MEJIA, JULIO CESAR PAYAN Y OSCAR CORREA.

Bajo el concepto de reumatismo muscular se cobijan comunmente todos los proceso reumáticos que se presentan en regiones distantes de las articulaciones. Estos procesos pueden ser de diversas índole, y pueden presentarse en cualquier parte de la estructura muscular y del tejido conectivo subcutáneo. Fuera del dolor subjetivo, a nivel local, debe atenerse el médico al hallazgo objetivo por palpación, como indicador de gran importancia para el diagnóstico.

La formación de gelosas en el reumatismo de partes blandas es un síntoma paralelo en todo proceso dirigido por el vegetativo. Estas formaciones de gelosa aparecen en forma local, pero pueden también hacer su aparición en las zonas reflexológicas o zonas reflejo. Por desgracia este tipo de hallazgos por palpación ha caido en el olvido de la medicina. El término “gelosas” y de lo que ellas se pueda derivar, le es muy familiar a los masajistas, más no a los médicos.
Aquellos números y abombamientos que aparecen en el tejido y que conocemos como gelosas, son sitios extremadamente efectivos [para la terapia que hacemos en Los Robles. Frecuentemente aparecen las gelosas con sólo pincharlas o inyectarlas. Con ellas desaparece el dolor y retorna la motilidad. Aquí vale la pena recalcar que la presencia de focos en dientes, en tonsilas, senos paranasales, o de campos de interferencia en sentido neural terapéutico según Huneke, pueden impedir una genuina y permanente curación si no se les elimina con la terapia adecuada. Cabe agregar que las malposiciones de tipo esteatico, provenientes por ejemplo de causas psico-somáticas, pueden ser las causantes y alimentadoras de procesos reumáticos en partes blandas (ubicación del hombre ante su medio, ante su trabajo, ante sus familiares,etc.)

   EL HALLAZGO POR PALPACION

Los siguientes factores deben ser tenidos en cuenta al efectuar la palpación de zonas gelosas:

1.- Toda la superficie que va a ser sometida al exámen de palpación debe afeitarse y engrasarse previamente. Solo así puede obtenerse una clara “sensación palpable” de la dimensión del terreno geloso o gelatico. La diferencia entre una palpación bajo aceite o grasa y una palpación a secas, es tan grande, que con una persona que afirme poder palpar las gelosas sin aceitar previamente, no se puede ni debe discutir.

2.- En una superficie debidamente aceitada o engrasada aparecen muchos más nudos y abombamientos que en una piel seca, donde solo aparecen la “myogelosas” en forma aislada.

3.- La palabra “myogelosas” (mys = músculo) se presta a confusiones, puesto que los nudos gelosos palpables no pertenecen al tejido muscular, sino al tejido conectivo blando, a la ya conocida “formación básica vegetativa” de Pischinger. Estas pueden confundirse con zonas de “endurecimiento muscular”. ( véase en F. Hartmann y Vogel). Las gelosas son la típica expresión de un bloqueo del sistema mesenquímico de regulación básica y llevan a una “regulación fallida fija”, tal como lo expresara H. Storck. Esta regulación fallida fija puede también exteriorizarse como un reumatismo de partes blandas.

4.- Los nudos gelosos palpables en el mesenquima subcutáneo no representan tumoraciones o asentamientos genuinos. Se trata de formaciones fácilmente reversibles que desdaparecen por “fenómeno de segundos”, o disminuyen notablemente de tamaño, si les pincha, bien sea con una aguja metálica (Pirlet) o si se les inyecta con una solución procaínica o con cualquier otra solución no lesiva del tejido, como por ejemplo con complejos homeopáticos. Muchas veces  basta pinchar la piel sobre el nudo geloso con una aguja de acupuntura o con una aguja de inyección común y corriente, o bien poner una pápula, para hacer desaparecer una gelosa en la profundidad del tejido conectivo. El acupuntor principiante podrá así observar el efecto de la aplicación de su aguja de acupuntura. El fenómeno de la súbita desaparición de la gelosa después de la inyección en la piel, puede ayudar a explicarnos el porqué un hallazgo tan evidente en la contextura de tejido  ha sido y sigue siendo negado por la patología y no ha podido encontrar ningún hallazgo su sitio en el concepto médico: la gelosa en sí no representa ningún hallazgo desde el punto de vista histo-morfológico, puesto que si desaparece con sólo pincharla es obvio que no queda nada de ella al intentar su exscisión. El masaje del tejido conectivo según Dicke es otro, que por no encontrar las gelosas, asume la fácil posición de negarlas. La razón es muy sencilla: la técnica lineal del masaje utilizado por Dicke no permite el empleo de aceites. Además, la palpación correcta de las gelosas se le dificulta a muchísimos colegas, puesto que nosotros los médicos durante nuestra formación, nunca tuvimos la oportunidad ni la obligación de participar en cursos sobre técnicas de masaje. Es por esta razón que las gelosas se nos presenta como una jurisdicción a la cual creemos no tener acceso.
H. Schade acuñó en 1.919 el concepto de gelosas y las definió de la siguiente manera: “la gelosa es la expresión de una daño en la normal fluidéz coloidal del protoplasma”. En otras palabras, se trata de una formación de los coloidales del protoplasma de un estado soluble  (sol) en una sustancia más firme o gelatinosa (gel). De allí el nombre de gelosa. Debe tratarse de una fijación de potenciales energéticos en el tejido, los cuales se metabolizan rápidamente al sentir el pinchazo con aguja metálica.

5- La formación de gelosas la encontramos con mucha frecuencia en las llamadas zonas de reflejo, las cuales no son conocidas por el masaje del tejido conectivo según Dicke. A través de los nudos gelosos tenemos la oportunidad de poder llevar a cabo una muy certera reflexoterapia. Para diferenciarla de la acupuntura china se la ha denominado gelopuntura. Las técnicas del Baunscheidtismo reposan sobre principios similares, sólo que éstas emplean algún tipo de estímulo inflamante para lograr una derivación por piel.
En el contexto de las ideas expuestas creo que no es correcto hablar del segmento. El segmento y las zonas de reflexología son entes muy diferentes. Cada fascículo al penetrar por su respectivo agujero intervertebral, tiene una determinada zona donde ejerce su influencia. El segmento es precisamente el que señala y delimita  esas zonas de inervación. Las zonas reflejo tiene, en sentido de reflejos viscerocutáneos, un alcance que va mucho más allá del segmento mismo. Es así como las zonas reflejo de la cabeza pueden extenderse hasta la región lumbo-sacra; las del corazón hasta el brazo izquierdo, etc.
De las zonas hiperalgéticas de la piel según Head y de las zonas musculosas según Mac Kenzie, debemos pensar ahora en las zonas reflejo en el tejido conectivo (Dicke y Leube, Hansen, von Staa, Dittmar). Este tejido conectivo, en su importantísimo papel de sistema básico vegetativo, -mesenquímico de Pischinger-, nos ofrece un punto de acceso muy efectivo para la terapia no sólo del reumatismo de partes blandas, sino de muchísimas otras enfermedades.

6- Estos nudos gelosos, de contextura sólido-elástico, suelen encontrarse por cantidades en tamaños que van desde una lenteja hasta una cereza. Siendo que estas formaciones son susceptibles de desintegrarse con una fuerte presión digital, podemos tratarla en forma manual o mecánica. Max Lange bautizó a este procedimiento gelotripsie, mediante el empleo de una especie de madera para masajes. Como la técnica de “pasear” una arruga por todo el terreno geloso (una especie de Pétrissege también conduce a la disolución de las formaciones gelosas y de los abombamientos, hemos desarrollado una forma de masaje denominada masaje de gelosas. Esta técnica fue bien recibida por los masajistas profesionales, y en la Baja Sajonia se le reconoce aún por las Cajas de Seguridad. Se puede asumir que el drenaje linfático de Vodder es una especie de masaje de gelosas. Mediante esta técnica consistente en masajear las vías linfáticas, se desintegran también acumulaciones de potenciales energéticos existentes en el tejido.
Para saber que papel juega la gelosa en el suceso vegetativo hay que tener en cuenta que los nudos pueden tener una ubicación topográfica muy variada. Unos se encuentran directamente encima del músculo, lo que muchas veces nos lleva a pensar en endurecimientos musculares o “myogelosas”.

Existen relaciones reflejas con :

a) Piel
b) Un punto específico situado por encima de la gelosa. Es precisamente este punto el que se pincha en la gelopuntura,
c) La musculatura, y
d) La médula y los órganos internos. Esta relación refleja se lleva a cabo muy posiblemente a través de la piel (zonas de Head) y talvez también de la musculatura (Mac Kenzie).

Nosotros nos imaginamos a la gelosa como una especie de transmisor de interferencias: la sensibilidad de la piel se ve alterada. El tejido cutáneo y subcutáneo de la células se torna duro. (Las gelosas se ocultan bajo la distensión del tejido). La musculatura cambia de tono, el órgano interno correspondiente, o la articulación empiezan a recibir recargas irritantes. En resumidas cuentas todo se torna “neurótico” y se impide la tarea de adaptación.
La aparición de zonas gelosas, a nivel local o en zonas reflejo, es una inevitable patología colateral de todos los quebrantos de salud, en los cuales se está frente a un bloqueo de las regulaciones básico-vegetativas en el mesenquima. El diagnóstico nos dice que la presencia de zonas gelosas es la expresión típica de un cuadro patológico producto de nuestra “elevada civilización”. Muchísimas veces le da a uno la impresión de que es el tejido superficial el que primero enferma, debido a daños metabólicos o a sobrecargas locales. Pero son los órganos internos correspondientes los que reciben las sobrecargas irritativas por la vía del reflejo cuti-visceral. Resultado final: patologías diversas a nivel de los órganos correspondientes.
Este cuadro es muy común en el terreno de la nuca y de los hombros. El corazón, la tiroides y los órgano9s de la cabeza empiezan a ser irritados a través del mesénquima de sus respectivas zonas reflejo. Como responsables se acusa siempre a la columna cervical. Esta se encuentra también irritada en sus músculos intervertebrales y puede aliviarse fácilmente por medio de movimientos chiroprácticos.
En los casos de reumatismo de partes  blandas hemos encontrado que la mejor y más efectiva terapia se lleva a cabo a través de las gelosas. Al desaparecer éstas desaparecen las molestias, siempre y cuando hayamos eliminado los posibles campos interferentes en el sentido de Huneke.

II.- CAMPOS DE INTERFERENCIA

Las gelosas se comportan como campos interferentes. El significado funcional de las mismas sólo puede entenderse si se está plenamente familiarizado con la enseñanza  del campo interferente de los hermanos Huneke.
Los campos de interferencia son centros irritativos de carácter vegetativo. En la mayoría de los casos se anidan estos centros allí donde alguna vez existió o aún existe algún proceso patológico crónico, ya sea en la zona amigdalar, en dientes desvitalizados, en senos paranasales, en cicatrices o en las llamadas adherencias por ejemplo del terreno ginecológico o de la vesícula biliar. Es por esta mismísima razón que se insiste sobre la exactitud cronológica de todas las informaciones al levantar la historia clínica.
Estos centros irritativos pueden originar grandes y graves trastornos orgánicos a distancia.
Colocando una cantidad relativamente pequeña de algún preparado procaínico en el campo interferente, o aún cerca de él, pueden producirse curaciones en segundos y en partes muy distantes del centro irritativo mismo. Presumimos que este hecho, conocido como el fenómeno Huneke o el fenómeno en segundos, es conocido por cada uno de ustedes.
Al inyectar un campo interferente se cambian totalmente las condiciones del campo geloso en la superficie del tejido. Esto ya nos lo demostró Koetscher en su artículo: “Terapia precoz por eliminación de campos de interferencia”. La gelosa palpable en la superficie del tejido podría definirse como el campo interferente local. El campo interferente en sentido de Huneke podría ser definido como el dominante o principal. La correlación existente entre ambos parece ser obvia. Es correcto que el inyectar el campo interferente dominante, si es que éste existe y está geloso y para la obtención de una curación definitiva. La cuidadosa eliminación de las gelosas a nivel local, -esto es posible aunque de poca duración- puede dejar temporalmente fuera de acción al campo interferente dominante, puede que inmediatamente se haga presente otro terreno de manifestación externa, por ejemplo empieza a doler el diente responsable del proceso, o duele la cabeza a causa de una sinusitis latente, etc,etc. La eliminación de las gelosas a nivel local en forma definitiva, se hace imposible si el campo interferente principal o dominante no ha sido eliminado.
Aquí hay que mencionar que la aplicación de agujas en determinados puntos de acupuntura, también trae una reducción del terreno geloso. La sagujas deben permanecer colocadas durante 10 a 15 minutos. La escogencia de los puntos depende obviamente del cuadro clínico. Al efectuar una palpación con la piel debidamente afeitada llaman la atención los pequeñísimos y muchas veces dolorosos nudos que se forman en los puntos de cruce de varios meridianos (ejemplo: 16 de tricalentador = vesícula 21= intestino delgado 15. Este punto de cruce se encuentra exactamente sobre el ganglio estrellado. Estómago 31= hígado 12= bazo páncreas 11= bazo páncreas 6= hígado 5= riñón 8, y también el 15 de tricalentador). Otros puntos se dejan palpar como pequeñas depresiones.
Estas experiencias sacadas de la consulta diaria, no hace más que confirmarnos que se trata siempre de una actuación sobre el sistema vegetativo de regulación en el mesénquima, tal como lo concibe Pischinger.
La formación de gelosas en el tejido superficial juega aquí el papel de un substrato fácilmente  palpable. Su desaparición, fácil de observar en determinadas zonas del cuerpo, sirve de prueba para la objetivación de la eficacia del tratamiento neural terapéutico según Huneke y de la acupuntura.
Puesto que el campo interferente dominante y la gelosa local tienen una reacción muy similar al tratamiento, cabe preguntarse si en ambas no se desarrolla el mismo proceso: la fijación de una regulación fallida (Storck). Todo esto bajo la estructura de potenciales energéticos estancados que pueden ser derivados por medio del tratamiento.
Este mismo orden de ideas vendría el campo de interferencia de Huneke a ser una simple zona gelosa en la cual se fijó una relación vegetativa fallida, la cual a suvez puede causar reacciones a distancia. Si se palpa una cicatriz bien afeitada se tiene la sensación de estar palpando una cadena de “turupes”.
El tratamiento más certero y efectivo se hace al inyectar por debajo de los turupes o pinchándolos  directamente con una aguja métalica. Como resultado se obtiene una cicatriz más suave y más plana. En cicatrices muy irregulares y burdas se obtiene como resultado colateral de las inyecciones un buen efecto cosmético y estético.
Al efectuar la eliminación del foco (diente muerto, amigdalas, apéndice, etc.) queda la regulación fallida fija en la cicatriz gelótica y se convierte en campo interferente capaz de producir, a distancia, los mismo trastornos que el foco mismo. Es por eso que en la enseñanza de la terapia neural de Huneke se exige que se desinterfieran repetidamente las cicatrices después de la remoción de un foco. Esto se refiere muy especialmente a aquellos focos que actuaron durante un tiempo prolongado como irritación crónica. La cicatrices de este tipo de focos se convierten normalmente en campos interferentes, puesto que todo proceso inflamatorio crónico forma a su alrededor una verdadera muralla defensiva de fijaciones gelóticas con su correspondiente elevación de potencial. Como este concepto no es muy conocido, y en la mayoría de los casos no se elimina el foco (falta una línea) a la cicatriz. El levantamiento de una cuidadosa historia clínica facilita en estos casos la búsqueda de campos interferentes residuales.

III.- ALTERACIONES ESTATICAS

No se está hablando de nada nuevo al decir que malposiciones prolongadas y repetidas, pueden ser las causantes del reumatismo de partes blandas, especialmente si alcanzan a interesar el terreno de la columna vertebral y su segmento. Quiero hacer incapié en dos formas específicas  de malposición, que al parecer pertenecen a otras materias, pero que en realidad son ejemplo  claro de cómo puede producirse un reumatismo de partes blandas debido a malposiciones estáticas.

1.- Franz Mayr, conocido por su famosa “cura de Mayr” para la limpieza intestinal, detoxicación de tejidos y nreducción de peso, fue indudablemente un médico genial. El supo reconocer el amplísimo significado de las condiciones en la cavidad abdominal, y la relación directa entre estas y un sinnúmero de padecimientos. De él proceden las gráficas sobre las alteraciones estáticas relacionadas con malposiciones.
El éxito de la famosa “cura de Mayr” tendiente a descargar o descongestionar la cavidad abdominal es el mejor testimonio de sus acertados conceptos. Aún los valores de medición antes y después de una “cura de Mayr” muestran claras y dicientes diferencias.
Citemos algunos ejemplos: la lordosis de la columna lumbar es consecuencia directa del estómago tipo “portador de tambor mayor”; la “posición patuna” en muchas mujeres proviene de la presión del contenido abdominal sobre los órganos del bajo vientre; el hombro derecho se encuentra más elevado en los pacientes que sufren del hígado; el ángulo que forma el esternón con respecto al eje del cuerpo se ve aumentado de tamaño y sufre una notable reducción durante la cura de Mayr.
El intestino y la cavidad abdominal pueden perfectamente convertirse en campos interferentes en el sentido de Huneke. Una buena dirección simbiótica durante la limpieza intestinal, es parte que no debe dejarse a un lado en el tratamiento del reumatismo de partes blandas. Desde nuestro punto de vista personal, y habiendo observado las alteraciones en la cavidad abdominal, no hay porqué aterrarse al encontrar toda la región a lo largo de la columna e inclusive en las paredes abdominales, plagada de gelosa de todo tamaño, dándole a la palpación la sensación de estar pasando la mano por un empedrado.
Siempre que se este tratando a un paciente por reumatismo de partes blandas, se sugiere buscar y tratar las gelosas en paredes abdominales y en región vertebral. Es por eso que el tratamiento del lumbago debe siempre empezar con el de las paredes abdominales. Aquí observamos que la reducción del tono de los músculos rectos se refleja e influye positivamente en sentido de la estática. Las cicatrices que encontremos en terreno abdominal deben ser obviamente desinterferidas.

2.- Los endurecimientos  y la tirantéz en la región hombro-nuco son cuadros colaterales típicos de trastornos remáticos en partes blandas del tronco.
El libro “La Columna Superior” del doctor Helmut Stolze da una serie de explicaciones de profundo sentido psicológico, donde se demuestra el porqué esta coluymna superior tiende a ser la intermediaria de endurecimientos dolorosos de los hombros, de dolores en la parte posterior de la cabeza, de calambres al escribir o de epicondilitis.
(FALTA UNA LINEA)bastante simple: la persona, que acosada por situaciones conflictivas de tipo psicológico o simplemente por el stress de nuestros días tiende inconscientemente a levantar los hombros (hacer velas mentales), desemboca con el tiempo en una regulación fallida fija del cuello y hombros. La expresión externa se manifiesta con cadenas masivas de endurecimientos gelosos. Las consecuencias pueden ser de muy variada índole. Aparte del reumatismo en partes blandas, suelen aparecer depresiones, desaliento, cansancio y trastornos  en el sueño.
Siendo que en la región del cuello y hombros se entrelazan lo psiquíco con lo somático puede ser una antesala para una neurosis en terreno psiquíco. No olvidemos que con la fijación por malposición es factor común a ambos campos. El psiquíco y el somático. El doctor Brauchle, uno de los más enfáticos luchadores por los métodos naturales de curación, habló ya hace mucho tiempo de las “neurosis orgánicas”.

IV.- LA TERAPIA

La terapia aplicable en el reumatismo de las partes blandas se desprende de todo lo anterior: eliminación de campos interferentes; limpieza del mesénquima mediante saneamiento exhaustivo de zonas gelosas, tanto a nivel local como en zonas reflejo; terapia para corregir las malposiciones; tratamientos del estómago; terapia hematógena de oxidación (THO) mezclando tratamientos homeopáticos adecuados; dietoterapia, terapia de ozono, hidroterapia ; masajes y gimnasia. También debe observarse un adecuado cambio en las costumbres alimenticias y en el estilo de vida.
Los medicmentos antireumáticos que normalmente se encuentran en el mercado, incluyendo la cortisona, la fenilbutazona y las irradiaciones, no son recomendables y las consideramos altamente nocivas.
La medicina biológica dispone hoy en día de una gama suficientemente grande de posibilidades, todas ellas encaminadas a restituir y fortalecer las fuerzas autocurativas  y defensivas del organismo. Con estos medios a nuestro alcance podemos escapar a la avalancha de los métodos supresores que se han convertido en la terapia más fácil para el médico pero más nefasta para el paciente.

   



 
 

Servicios

  • alt

     

    Reumatología, medicina deportiva, traumatología y rehabilitación, dermatología y medicina cardiovascular son algunas de las áreas de aplicación de la ...
    Leer más...
  • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Praesent tincidunt orci id risus. Donec ante libero, elementum faucibus, gravid...

    Leer más...
  • alt

    OZONOTERAPIA

    Los efectos biológicos del ozono le confieren unas propiedades terapéuticas y biológicas que posibilitan la ...
    Leer más...

  • Son increíbles los resultados de rejuvenecimiento que se logran con el uso de un equipo, que genera unas frecuencias en base a colores, sonidos y gemas, con ...
    Leer más...

  • De Australia, desde una área libre por completo de contaminación, nos llegan las esencias de numerosas flores, con las cuales se puede tratar muchas enf...
    Leer más...

  • Para lo cual usamos medicamentos naturales homotoxicológicos, que son colocados en un equipo denominado Pulmo Aide y que nos permite tratar problemas d...
    Leer más...

  • Desde tiempos inmemoriales viejas culturas, como la de los hindúes o como la de los tibetanos, mantenían que el cuerpo estaba rodeado por un campo energétic...
    Leer más...
  • alt
    La linfa forma parte de los líquidos del cuerpo , su función es de limpieza de tóxicos. Debido al sistema de vida actual, en donde encontramos substan...
    Leer más...

  • Durante la guerra, cuando era difícil encontrar sulfas o antibióticos se aplicaba con éxito este tratamiento para las infecciones cualquiera sea su lo...
    Leer más...

  • Con este sistema podemos homeopatizar substancias que estén produciendo diversas enfermedades, tal es el caso por ejemplo de una alergia a la lana, tomando...
    Leer más...

  • También corresponde este tratamiento a la mente inquisitiva de, otro médico alemán, el Dr. Schuessler. El encontró que doce sales inorgánicas eran indispen...
    Leer más...

  • El médico galés Edward Bach (1926-1934), crea 38 medicamentos en base a extractos de flores, destinados a ayudarnos en algo tan común en nuestro mundo actual como son las enferm...
    Leer más...

  • Por mucho tiempo fueron considerados substancias sin importancia, debido a alas mínimas cantidades presentes en el cuerpo. Actualmente han cobrado una gran...
    Leer más...

  • Desarrollada por el médico homotoxicólogo alemán Hans Reckeweg, se basa en que todas las afecciones corporales así como sus reacciones y sus funciones...
    Leer más...

  • Consiste en una serie de maniobras manuales sobre su columna, completamente inofensivas si las realiza un experto. Con las que eliminará dolores en esta z...
    Leer más...

Los más visitados

Ultimas Noticias

Envíanos tu testimonio.

Testimonios Recibidos

  • Apreciado doc. Para mi y mi familia es muy satisfactorio conocer y saber que sus conocimientos médicos pueden mejorar la salud de quienes necesitan de su ayuda. Por su amabilidad y buena atención le agradezco de todo corazón que Dios le de muchos años más de vida.
    Leer más...

Contador de visitas

Últimos Eventos

No current events.